March 17, 2017

Hijo Dorado

La semana pasada os traía la reseña de Amanecer Rojo (que podéis encontrar o bien aquí o bien pinchando en el titulo), así que esta semana os traigo la reseña de Hijo Dorado, el segundo libro de la Trilogía Amanecer Rojo. Lo primero es que este libro lo tengo más reciente que el anterior puesto que lo he releído este año, para prepararme para leer Mañana Azul, que salió en España el pasado 9 de febrero.

Antes de que sigáis leyendo os comento que, aunque de Hijo Dorado no habrá ningún spoiler, puede que sí encontréis alguno de Amanecer Rojo. De modo que, si no habéis leído el primer libro, os recomiendo leer mi reseña del primer libro (que podéis encontrar aquí) y, por supuesto que leíais la trilogía que es maravillosa.

Y ahora pasemos a hablar de Hijo Dorado.

¡Este libro es una obra maestra! Es increíble y me encanta. Creo que no he leído ninguna reseña mala de esta trilogía y, eso es mucho decir. Como ya dije en mi reseña de Amanecer Rojo, la construcción del universo es uno de los elementos más importantes de esta historia y, gracias a toda la expansión del universo que hay en este segundo libro, seguimos viendo como poco a poco este va creciendo.

Hijo Dorado es tan bueno si no mejor que Amanecer Rojo; sí, sé que es mucho decir, pero hacedme caso, es tan bueno. ¿Qué es lo que me ha gustado de este libro? Creo que terminaríamos antes si os dijera que es lo que no me ha gustado, porque gustarme me ha gustado absolutamente todo.

La primera vez que leí este libro, hace casi dos años me gustó y lo disfruté mucho. Esta segunda vez, creo que lo he disfrutado incluso más que la primera. Me he dado cuenta de detalles que la primera vez se me escaparan y, por supuesto he refrescado esas cosas que se me habían olvidado. Además, a pesar de que ya sabía lo que iba a pasar, el libro esta tan bien escrito, que no podía parar de leer y, al igual que la primera vez que leyera el libro tenía la necesidad compulsiva de no parar.

La historia empieza justo donde lo deja Amanecer Rojo para luego, tras un par de páginas dar un salto de dos años. Pero esta tan bien hecho, que no sientes que te hayas perdido nada. Y, como ya dijera en mi reseña de Amanecer Rojo me encanta el estilo del autor a la hora de contarnos la historia de Darrow.

Como la narrativa es en primera persona conectamos de una manera más íntima con Darrow y, nos preocupamos más y más por él y, por supuesto, por las personas por las que él se preocupa. Pierce Brown hizo un trabajo maravilloso al crear todos los personajes, pero Darrow es simplemente increíble y está por encima de todos ellos; es uno de esos personajes que se te irá metiendo en el corazón (aunque seas un desalmado sin corazón). Ningún personaje parece unidimensional y, puedes distinguir sus diálogos a la perfección.

Otra de las cosas que me han encantado de este libro, es el hecho de que el estilo narrativo evoluciona. Esto es maravilloso, porque de este modo vemos como Pierce Brown crece como autor al mismo tiempo que Darrow crece como persona.

Me impresiona y, me gusta mucho el debate interno de Darrow. El pobre siempre está intentado hacer lo correcto, pero a medida que la trama avanza de que a veces para hacer el bien debes de causar algún mal. Es un debate moral al más puro estilo de Maquiavelo: “¿Justifican los medios el fin?.

Amo todo lo relacionado con este libro; los giros en la trama que llegan cuando menos te lo esperas, los personajes, la historia Todo. Es que, a pesar de haber leído ya el libro, al releerlo aún quedaba sorprendida con algunas cosas. Pierce Brown es un genio y, por eso y todo lo que os he ido contando a lo largo de la reseña le doy 5 estrellas a Hijo Dorado.


¿Lo habéis leído ya? ¿Cuáles son vuestras opiniones? Dejad un comentario o, decirme lo que queráis por Twitter (@matapasperez1). Y, no os olvidéis de seguir el blog.


Nos vemos el próximo viernes. 

No comments:

Post a Comment