July 23, 2017

El actor Lucas Bilbo

¡Hola!

Parece que esto de publicar en los días que no toca se esta convirtiendo en costumbre pero, es que necesito hablaros de mi más reciente lectura. De hecho, aunque vosotros veías esta reseña a las 13 horas, una hora bastante normal, la estoy escribiendo a las 2:49 porque no quiero que se me olvide absolutamente nada de lo que os tengo que hablar. 

Tengo unos horarios de lectura un poco raros, en general tengo unos horarios un poco raros. Funciono bastante mejor de noche que por las mañanas así que es cuando hago la mayoría de mis lecturas. El caso es que, había planeado pasarme la tarde leyendo pero claro, si mi madre me dice que si vamos de compras no la voy a decir que no. Y, además había quedado con mi amiga Alicia, a la que ya he mencionado en alguna ocasión y, como hacía mil que no la veía tenia muchas ganas de verla. De modo, que mi tarde lectora se fue al garete y, lo que vino fue una noche lectora. 

Cuando empecé a leer El actor Lucas Bilbo, esperaba encontrar un libro que me gustase. Si no lo hubiera esperado así, no le habría solicitado a la editorial una copia para reseñarlo (muchísimas gracias a edebé por mandarme una copia), pero la verdad es que no me esperaba un libro que me gustase tanto como lo ha hecho este. Ha sido una sorpresa en todos los sentidos. 

Sobre la trama poco os puedo contar más allá de lo que viene en la sinopsis oficial, podría haceros spoiler y, este libro hay que saborearlo de principio a fin sabiendo cuanto menos mejor. De modo que aunque no me guste mucho copiar sinopsis oficiales en esta ocasión voy a hacer una excepción y, os la voy a poner tal cual: 

"Rut Fábregas ha desaparecido y sólo su compañero de teatro, Lucas Bilbo, puede arrojar algo de luz sobre los sucesos. Ni su familia, ni sus amigos, ni la policía saben dónde buscar. Sólo Lucas Bilbo, su compañero de teatro, tiene información que calla. Su madera de actor no sólo le ayudará en la ficción del escenario sino también en la vida real."

La verdad es que no sé muy bien por donde empezar a hablar de este libro porque como he dicho antes me ha sorprendido para bien.

Creo que lo primero que tengo que decir es que creo que es esa clase de libro que creo que se debe leer al menos una vez en la vida y, que sería una lectura adecuada para los colegios, evidentemente no para todas las edades, pero sí para alumnos de tercero de la ESO en adelante. Es un libro que trata temas difíciles y, duros pero, que por desgracia están presentes en la sociedad. 

Se trata de un libro de misterio y, es esa clase de misterio que intentas descubrir mientras lees y, aunque puedes intuir algunas cosas, hay otras que ni te puedes llegar a imaginar. 

Otra de las cosas que debo destacar es que leí el libro de un tirón y, sí, vale que es un libro corto, pero hacía tiempo que no leía nada del tirón. El estilo del autor es adictivo y, aunque en un principio pienses que todo va a ser una chorrada te engancha y, tienes ganas de saber más. En mi opinión es uno de esos libros que es altamente adictivo y, que recomiendo que leáis si os podéis perder un par de horas en los placeres de la lectura. 

También debo destacar que es una novela en la que los personajes tienen toda la importancia. Son los personajes los que mueven la trama enteramente, no las acciones. Y, precisamente por esa importancia de los personajes, poco importan las descripciones de los ambientes en los que estos se mueven. Creo que en esta ocasión es un recurso muy inteligente porque pese a que la historia transcurre en un pueblecito cerca de Barcelona, podría ser cualquier lugar. Otro de los recursos más interesantes que utiliza el autor, es qu va desvelando partes del misterio gracias a fragmentos de una obra de teatro escrito por uno de los personajes. Esto es algo que yo no había visto con anterioridad en otras novelas y, que me ha resultado muy interesante. 

Pero, la verdad sea dicha le he encontrado algunos fallos a la novela, pequeños y, que en comparación con la trama palidecen. Pero, me gusta que dentro de la subjetividad, mis reseñas sean lo más objetivas posibles así que os tengo que mencionar esos fallitos. 

Primero, el protagonista de la historia me resulta bobo en ocasiones. La verdad es  que, a veces, tenía ganas de meterme en la historia y, darle un sopapo para que espabilase. Sin embargo, creo que esto tiene una explicación muy básica, el chico tiene 16 años y, no tiene la misma mentalidad que tengo yo ahora con 22. 

Otra de las cosas que no me ha terminado de gustar son los saltos en el tiempo que hay. Por una parte, sigues a Lucas en el presente, pero por otra le sigues en el futuro viendo cómo le han ido las cosas tras todo lo que pasó, eso sí, en ningún momento llegas a intuir el final del caso. Como iba comentando, al principio estos saltos temporales me resultaban absurdos, como si no terminasen de aportar a la trama, pero hacia el final del libro, estos saltos sí que aportan información interesante. 

Finalmente, tengo algunos problemas con la relación que se establece entre Lucas y el inspector de policía que lleva el caso que cambia de un capítulo al siguiente, en cuestión de un día. Esto lo entenderéis en cuanto leáis el libro. Y, la verdad es que este es mi mayor problema con el libro. Los otros problemillas, se van solucionando según la trama avanza. 

Mi puntuación para este libro es de 4.5 estrellas. Y, de verdad que os recomiendo que lo leíais; me lo vais a agradecer. 

Nos vemos la semana que viene en nuestras citas habituales. 

No comments:

Post a Comment